Reparaciones

Porches y pérgolas de madera

Hace ya algunos años que la madera para exteriores vuelve a estar en auge. Hoy en día son muchas las empresas que instalan con gran profesionalidad porches y pérgolas de madera con tratamiento para exterior. Durante mucho tiempo recurrimos a otros materiales que parecía que requerían menos mantenimiento o nos los vendían como más seguros para la construcción de un porche. En parte no les faltaba razón, en la actualidad, la normalización de la madera laminada ha permitido su uso en múltiples instalaciones con madera estructural, tanto en interiores como a la intemperie.

Al gran aumento de fiabilidad en la resistencia de la madera se une una bajada de precios para estas instalaciones. En los últimos años han proliferado los instaladores de porches y pérgolas especializados solo en madera. Unido al bajón en el sector de la construcción los precios han bajado considerablemente respecto a los que nos encontrábamos hace no más de 5 años. Es por tanto un buen momento para hacer la reforma en el jardín, ya sea con un porche para ampliar la vivienda o con una pérgola para armonizar y conseguir sombra.

La profesionalización del sector ha permitido incrementar la variedad de estructuras de madera que se diseñan. No son pocos los instaladores que se atreven con porches transitables , decks de varias alturas y cenadores con múltiples aguas. Algunas de estas empresas, ofrecen incluso el servicio de cálculo de estructuras de madera, aunque normalmente se suele prescindir del coste añadido que supone y se mayoran las estructuras mediante tablas de sencillo cálculo. Para el sector de la construcción, en grandes arquitecturas en madera, el cálculo de estructuras es un imperativo recogido en el código técnico.

Pese a que el sector ofrece cada vez más garantía, nos atrevemos con unos consejos esenciales a la hora de ponernos en contacto con la empresa instaladora:

– Como en todo, no es muy recomendable ir a por el precio más barato, todo tiene un coste, y si este es muy inferior al precio medio, deberemos ir con cuidado por ejemplo con los materiales que nos pueden colocar.

– Para que no nos den gato por liebre es importante exigir madera laminada si la estructura va a soportar pesos considerables, como es el caso de un porche de madera, o si no queremos llevarnos la desagradable sorpresa de que se combe nuestra pérgola con el tiempo. No para todas las piezas es necesaria la madera laminada, para la instalación de los rastreles de tarimas se suele utilizar madera aserrada, y si ha tenido un correcto secado, es más que suficiente para asegurar la estabilidad del entarimado.

-Esencial para exteriores es que la madera esté tratada, ya sea con sales de cobre, que se detecta con el clásico tinte verde que impregna a toda la madera, o con barniz de poro abierto, lo que comúnmente se conoce como lasur.