Ideas

Precauciones a tener en casa antes de irte de vacaciones

Hombre cerrando la puerta

Para prepararte para tus merecidas vacaciones, no puedes dejarte en casa nada de lo imprescindible a llevar en la maleta: bañador, toalla, sombrero, cepillo de dientes… Pero tampoco puedes olvidarte de dejar tu casa lista y prevenida para esos días en los que no habrá nadie cuidándola. Haz un listado con estas precauciones a tener en casa antes de irte de vacaciones, y evitar llevarte sorpresas desagradables a la vuelta.

Disfrutar de unas vacaciones tranquilas es cuestión de elegir el lugar más indicado, la compañía más grata, y por supuesto, dejar nuestra casa con la total tranquilidad de que la encontraremos exactamente igual a como la dejamos. Para que no se produzca ningún accidente mientras estás fuera, ponte en marcha y haz estas tareas justo antes de salir:

- Desenchufa todos los aparatos eléctricos que no vayas a utilizar. No cierres del todo el paso de electricidad, porque quizás algunos aparatos como la nevera sí que necesitarán mantenerse encendidos. Pero sí puedes desconectar aparatos como la televisión, teléfonos inalámbricos, ordenadores, etc. Así, si se produce una subida de tensión inesperada por una tormenta de verano, no correrán riesgo de dañarse.

Desconecta el calentador de agua. Ya sea de gas o eléctrico, lo mejor es dejar desconectado el calentador si no vamos a utilizarlo en unos días.

Al tratarse de depósitos de agua que puede calentarse y aumentar la presión, corren el riesgo de puedan producirse fugas masivas de agua. Además, con el calentador de gas puede darse un escape de gas muy peligroso. Toma las instrucciones de tu calentador, y déjalo completamente apagado mientras no estéis en casa durante las vacaciones.

Corta el paso de agua. Deja cerrada la llave de paso del agua fría y la caliente; de esta forma evitarás que puedan producirse fugas grandes o simples goteos, que al fin y al cabo suponen un gasto innecesario de agua. Mira por la seguridad de tu casa, pero también por el medio ambiente.

- Pon el termostato en temperatura de mantenimiento. Si es posible, mejor desconecta la calefacción o equipo de aire acondicionado por completo, pero si no es posible, deja una temperatura de mantenimiento de unos 30ºC en verano (15ºC si es en invierno), para que tu casa quede a una temperatura lo más constante posible, y no se produzcan daños.

- Cierra bien puertas y ventanas. No te olvides antes de irte de cerrar bien todas las ventanas desde dentro, dejando las persianas bajadas, y las puertas con llave. Si tu casa tiene sistema de alarma, déjala puesta para que la seguridad sea máxima mientras disfrutas de tus vacaciones.