Trucos

Preparando la casa para la primavera

Ya como quien dice la primavera está a la vuelta de la esquina y tenemos que darle la bienvenida que se merece. Parte de esa bienvenida conlleva algo de trabajo, porque es el momento de la limpieza del cambio de estación. Está claro que la limpieza se hace siempre siguiendo una rutina, pero esta es fundamental, porque es el momento de ver qué cosas queremos dejar en casa y qué cosas no.

Un día le toca a cada habitación la limpieza profunda con el criterio más estricto. Comenzamos como siempre que se hace limpieza a fondo por techo y paredes, sin omitir los rincones, retiramos los muebles para limpiar muy bien por debajo y detrás. Pero la clave es ver en cada lugar qué cosas se han almacenado y no se han usado.

Esta limpieza es clave en ropa, armarios y escritorio. No podemos ni debemos acumular cosas innecesarias.

Una vez que hemos hecho la limpieza a fondo le damos el toque primaveral a la casa. Las cortinas más ligeras que dejan pasar más luz son el primer paso. Quitar las mantas gordas del sofá y dejar alguna más finita y decorativa, colocar flores en el salón y el baño,etc; todo lo que le dé un toque de alegría a la casa.

Con las cosas que no nos vamos a quedar tenemos aún un pequeño trabajo. Todos los documentos de escritorio se destruyen antes de tirarlos a la basura. Si encontramos en la cocina alimentos caducados,  primero los inutilizamos y luego los tiramos. Es decir, se retiran del envase y se tiran por separado, para evitar que alguien pueda comer algo que es peligroso.

La ropa se lava y se lleva a algún lugar donde se puede enviar a quien lo necesita, pero siempre en buenas condiciones.