Ideas

Problemas con la chimenea

Problemas con la chimenea

Si consideramos el nivel de eficiencia que tiene una estufa a leña para calefaccionar, diremos que es entre bajo y muy bajo. Si consideramos el nivel de eficiencia que tiene para ensuciar, diremos que es entre algo y muy alto. O sea, no sirve para mucho y ensucia con entusiasmo. El problema es que es lo más lindo que podemos tener en casa. El invierno no es invierno sin el fuego encendido en la sala. Al menos en mi caso, reconozco todos los problemas, mientras enciendo el fuego. Pero está claro que tenemos que minimizar los problemas que causa.

Limpieza períodica

Un punto muy importante es la limpieza de la chimenea que tiene que ser a fondo una vez al año. Si usamos el tipo de madera adecuada no es necesario hacerlo con más frecuencia que eso, pero se puede dar el caso. Por lo tanto, mucha atención.

Al momento de encenderla puede ser que entre mucho humo, en la mayoría de los casos es porque el aire en la chimenea esta frío. Se supera rápidamente y luego no entra más humo.

Corregir la entrada de humo

Si hay mucho viento y se llena la casa de humo, tenemos que colocar en el extremos de la chimenea un dispositivo que impide al entrada de viento y mejora  el tiraje. Es muy simple y no es para nada caro.

Si se ha agregado una modificación, como una pared cercana o un edificio puede ser que el tiraje varíe. En esos casos tal vez sea necesario prolongar la chimenea. Esto lo tiene que resolver un especialista.

Otras veces lo que ocurre es que han crecido ramas muy cercanas o que forman una especie de pared que disminuye la eficiencia. En esos casos con podar las plantas se  resuelve todo.