Trucos

Quitar los nudos de la madera

quitar nudo

A la hora de realizar trabajos de carpintería es posible que nos encontremos con nudos en la madera. La solución es bien sencilla, ya que se puede quitar sin dificultad y rellenar el hueco que deja con una pasta.

Hay que decir que estéticamente quedan muy bien si se localizan en un mueble rústico, pero ocurre todo lo contrario en los equipamientos más modernos. Pero no solo hay que eliminar el nudo por motivos de estética, también porque pueden provocar una grieta o emanar resina de ellos.

Para deshacernos del nudo emplearemos un taladro y una broca. El trabajo se hará de manera gradual para que no se produzcan grietas en la propia madera. Situamos el taladro en el centro del nudo y taladramos con cuidado. En un principio se puede comenzar con una broca del número 10. Podrías quitarlo así, pero si aprecias muescas a su alrededor deberás de usar brocas de palas. El procedimiento es el mismo que con la broca normal.

Una vez que comprobemos que ha desaparecido el nudo y las muescas de su entorno, procedemos a tapar el orificio. Existe la posibilidad de aplicar un trozo de la misma madera que estemos usando, que no tenga ningún nudo. Cortamos un trozo con la misma forma que dejó el nudo y lo pegamos con cola para madera. Se deja secar y lo lijamos para que toda la superficie quede lisa y uniforme.

La otra alternativa que hay pasa por rellenar el orificio con una pasta hecha de serrín y cola de madera. En un vaso de plástico mezclaremos los dos ingredientes hasta conseguir una pasta homogénea. Le vertemos sobre el agujero presionando bien para que no queden cámaras de aire. Lo dejaremos secar al menos un día antes de ponernos a lijar.

Siguiendo cualquiera de estos dos métodos conseguiremos un buen resultado. Lo último será barnizar o pintar la madera para disimularlo.