Trucos

Más mascarillas para el cuello

En un post anterior hemos visto una receta de una mascarilla para el cuello. El punto más importante es que no debemos descuidar el cuello, error que se comete con mucha frecuencia. Pensad cuantas veces habéis visto fotos de famosas que están muy lindas, con un cutis impecable, pero el cuello no se corresponde con la imagen del rostro, ¿A qué si? Al menos yo tengo varias de esas imágenes en mente.

Frutas antioxidantes

Como siempre, vamos a usar elementos que tenemos en casa, que son muy baratos y naturales. En el caso de hoy dos frutas: manzana y pera. Ambas se caracterizan por dar un aporte importante de antioxidantes que sirven para evitar la acción de los temibles radicales libres. Además vamos a usar miel, que aporta humedad y nutrientes muy importantes.

Cómo hacerla

Usaremos una pera muy madura, a la que le quitaremos las pepas y la piel. Igual con una manzana, pero en este caso la vamos a rallar finamente, con rallador de vidrio que la deja más homogénea. Mezclamos la ralladura de la manzana con la pera que hemos hecho puré. Agregamos unas gotas de zumo de limón para evitar que se oxide. Finalmente se agrega una cucharada de miel, se mezcla hasta que quede uniforme y ya esta pronta la mascarilla.

Se aplica sobre la piel bien limpia y se deja actuar por 20 minutos. Para retirar vamos a usar otro método que el habitual. Primero aclaramos con agua tibia, pero luego con agua bien fría para activar la circulación, lo que aumenta la eficiencia.