IdeasTrucos

Reciclando botellas de vidrio

glass bottles

Una de las cosas por las que me gusta reciclar, además de que es ser muy amigable con el planeta, dar una nueva vida a algo que no tenía otro destino que el basurero, hacer un objeto hermoso (o más bien intentarlo) es que todo eso sea fruto de nuestra creatividad. Por todo eso es que me gusta dar técnicas para que cada uno piense como hacerlo, inventar variantes y no ajustarse tan al pie de la letra para un resultado idéntico en todos los casos. Veamos algunas ideas, pero luego cada uno le dará una interpretación diferente.

Elección de la botella

El primer punto, si vamos a usar un color solo y haremos algo liso, es buscar una botella que tenga una forma interesante. Podemos pedirle a nuestros amigos que nos guarden esas botellas originales.

Cómo pintarla

El procedimiento es muy simple. Llenamos una jeringa con pintura acrílica del color que más nos gusta. Si es una botella de vidrio de un litro, vamos a usar unos 5 cm de pintura. Solo tenemos que verter el contenido de la jeringa en el interior de la botella y comenzar a moverla para que abarque toda la superficie interior. Solo nos resta dejar secar. Para darle otro giro a la idea, podemos agregarle cintas o tal vez una cuerda, de acuerdo al color que hemos pintado.

Queda claro que también se puede pintar con pincel por fuera. Lo interesante en estos casos es que podemos hacer un diseño, luego que se ha secado la base.

Una idea que me gusta mucho es repetir un diseño en diferentes formatos y tamaños de botellas.