Ideas

Reciclar los tiradores

Hay veces que cambiando solo algunos detalles causamos un efecto importante. Un ejemplo de ello es cambiar los tiradores de un mueble. Si tenemos una buena idea, puede ser que el resultado sea excelente con una inversión realmente baja. Está claro que cambiar los tiradores no es caro, ya que se pueden conseguir muy bonitos a precios bajos, pero tal vez nos gustan los que tenemos, salvo que necesitan un aire nuevo.

Pintarlos es una opción. Lijar muy bien, una buena lavada y ya podemos pintar. En general, cuando hemos pintado el mueble, adecuar los tiradores es casi inevitable, porque difícilmente quede bien algo recién pintado con algo más envejecido.

Pero si no queremos pintar, podemos recurrir a los textiles y forrarlos. Lo más clásico es con fieltro, pero si lo hacemos con lana o hilo, de acuerdo al mueble por supuesto, puede quedar muy bien con ese detalle de informalidad.

Cuestión de animarse un poco, ya que no implica casi gasto.