Ideas

Reciclar un palet para hacer una mesa

Mesa de jardín hecha con palet

Una buena forma de hacer una mesa original a través de unos sencillos pasos de carpintería, al mismo tiempo que utilizamos materiales reciclados, es hacer nuestra propia mesa utilizando un viejo palet de madera. Con herramientas muy sencillas y en muy poco tiempo, podrás disfrutar en tu casa de un mueble que habrás hecho tú mismo, y que dejará a todos asombrados.

Para hacer nuestra mesa especial, tan sólo necesitarás conseguir un palet de madera que se encuentre en buenas condiciones, lo más nuevo posible, sin daños, y con la madera íntegra.

En primer lugar, debemos calcular las medidas que tendrá nuestra mesa, midiendo el palet. Con las medidas que tomemos, podremos conseguir el resto de piezas que necesitamos, como unas ruedas para poder mover la mesa fácilmente, y un cristal para utilizar sobre la parte superior.

Si la madera del palet se encuentra en buenas condiciones, no será necesario sustituir ninguna pieza. En caso de que algún listón esté en mal estado, podemos retirarlo, y colocar una tabla de madera con las mismas medidas en su lugar, clavándola en el sitio correcto con clavos metálicos similares a los que ya se encuentran en el palet.

Lijamos bien la superficie de todo el palet, eliminando las imperfecciones y los pequeños astillamientos que contenga. De esta forma, evitaremos que nos hagamos daño con las astillas de madera que se encuentren levantadas. Al acabar, limpiamos con un paño para eliminar todo el resto de polvo.

Podemos ajustar la altura de nuestra mesa uniendo dos o más palets, colocándolos unos sobre otros y clavándolos con clavos para que no se descoloquen.

Aplicamos una pintura protectora de madera si nuestra mesa va a servir como mesa exterior, ya que así se mantendrá como nueva durante mucho más tiempo frente a la lluvia, el sol y las inclemencias del tiempo. Una vez seca la pintura protectora, aplicamos doble capa de una pintura plástica del color que más nos guste y que vaya acorde con la decoración, o bien utilizar un barniz para conservar el color de la propia madera.

Por último, colocamos unas ruedas en la base de la mesa, atornillando bien, y damos la vuelta para colocar el cristal que servirá de superficie para poder utilizar como mesa de forma habitual.

Podemos utilizar nuestra nueva mesa elaborada con un palet como mesa de centro en el salón, o en nuestra zona chill out del jardín o la terraza, para conseguir un aire aún más boho y desenfadado. ¡No olvides comentar a las visitas que has hecho la mesa con tus propias manos!