Restaurar

Cómo reciclar viejos cajones de cómoda

Un lugar que siempre tenemos que visitar las personas aficionadas al bricolaje son los mercados de pulgas o todos los lugares donde se venden artículos de segunda mano. Muchas veces voy buscando algo en especial o sin idea definida  y veo algo que me impacta. Seguro que al verlo no parece nada, pero se me ocurren cosas para hacer con el. De ahí la importancia de dominar varias técnicas, como pintura o patinado, que nos dan la opción de dar nueva vida a algo que aparentemente ya no sirve.

Muchas veces encontramos una cómoda vieja o un escritorio que se encuentra realmente mal. Sin embargo, los cajones están en buenas condiciones  y es lo que vamos a usar. El resto podemos desecharlo o guardarlo para otra idea, de acuerdo al estado.

El primer paso es retirar la pintura que tienen los cajones, pero sin que sea necesario desnudar la madera completamente. Solamente con una lijada para permitir que se pueda pintar ya es suficiente. Una vez que hemos pintado los cajones podemos patinarlos, entelar el interior… usar cualquiera de las técnicas que hemos visto.

Con esos módulos podemos atornillarlos entre si y hacer, por ejemplo, una pequeña biblioteca o mueble. Podemos también colgarlos de a uno, en conjuntos o bien separados. Esto sirve para organizar, por ejemplo, pequeños objetos en la cocina. Otra idea es colgarlos en el baño. En este caso es muy importante en un baño pequeño ya que no quita espacio al usar solo un sector de una pared.