Restaurar

Rehabilitar una casa de campo

tejado

Son muchas las personas que intentan huir del estrés y del ruido de la ciudad, y la mejor manera es refugiándose en los pueblos. Una segunda residencia es ideal para disfrutar de las vacaciones y fines de semana. Si estás entre estos es posible que interese saber cómo rehabilitar una casa de campo.

La mayoría de las viviendas que compramos precisan de reformas. Es ahí cuando tenemos que darle nuestro toque personal. Las grandes oportunidades que encontramos en los pueblos nos conducen a casas antiguas que exigirán una rehabilitación casi integral.

Lo más probable es que tengas que empezar por el tejado. En función del estado que presente habrá que invertir más o menos dinero. Lo siguiente será realizar una inspección del estado de las vigas. No descartes que encuentres hongos, carcoma o grietas. En el caso de que la casa tenga un techo de madera es preciso que compruebes su estado para saber si la estructura está en correctas condiciones.

Reformar o construir una casa nueva

Algunas de estas reformas podremos hacerlas nosotros, pero en la mayoría de las ocasiones tendremos que dejarlas en manos de especialistas. Ten en cuenta que los técnicos o arquitectos deberán de decidir si merece la pena seguir adelante con las obras o derribar la casa y hacerla nueva. En este caso contará con unas mejores calidades. La mayoría opta por comprar una vivienda cerca de su residencia habitual, aunque deberías valorar la opción de adquirir una en la Sierra del Segura.

Antes de adquirir la vivienda no dudes en comprobar los accesos a la casa. En algunos casos es posible que te encuentres senderos plagados de baches y fango que hacen casi imposible el tránsito con el coche. En ese caso te tocaría reformar el acceso y los costes se incrementarían. Otro aspecto en el que debes de reparar son las licencias y permisos municipales. Asegúrate si la casa cuenta con luz y agua potable.