Ideas

Renovar la vajilla con una mínima inversión

vajilla

A todos nos gusta tener una buena vajilla, no sólo para ocasiones especiales, sino para el uso corriente. ¿Pero qué mejor que diseñarla nosotros mismos? Los colorantes que se pueden aplicar sobre la cerámica, son seguros en su uso y no requieren de ningún equipamiento especial.

Es importante destacar que esta técnica es para vajilla de cerámica. Claro que no debemos limitarnos sólo a la vajilla, sino que podemos decorar también platos para colgar, por ejemplo en un comedor o cocina, solos o en pequeños grupos. Jarras y  floreros, son también excelentes candidatos.

La pintura para cerámica se consigue en cualquier tienda de bricolaje. Si es la primera vez que lo vamos a hacer, conviene elegir un diseño sencillo, y es mejor usar alguna plantilla que perforaremos con nuestro diseño. Sólo para los más expertos se puede hacer a mano alzada. Es muy importante centrar y fijar bien la plantilla en la pieza, de modo que el dibujo se repita en el mismo sitio, en cada una de las piezas de la vajilla. En general, no recargar mucho la pieza es una buena idea: limitarnos a algo sobrio asegura elegancia.

Precalentar el horno a 140 grados, secar las piezas dentro del mismo por 30 minutos…y listo nuestro trabajo. Tienen una duración importante y con supervisión de adultos, por supuesto, es un trabajo que pueden hacer hasta los más pequeños de la casa.