IdeasTrucos

Renovar los exteriores de madera

Renovar los exteriores de madera. Estamos, en plena temporada de renovación de nuestros exteriores de madera; sean muchos o pocos, se remitan simplemente a un par de columnas o soportes o a juegos enteros de jardín o grandes superficies como barandas y decks, es imprescinidible abordar esta tarea antes del verano.
Para ello he preparado dos post: este, en el que incluiré algunas consideraciones y consejos generales y el siguiente donde veremos lo que más nos gusta: el “paso a paso”.

Las superficies de madera en general, requieren un buen mantenimiento debido a su constante exposición a la intemperie. La frecuencia e intensidad del mismo depende de muchos factores: desde la misma calidad de la madera hasta la posición en que la cubierta esté respecto al impacto solar o de agentes climáticos, en especial lluvias y granizo.

La peor de las situaciones es cuando la superficie está en horizontal, tal el caso de techos y decks; el agua, la nieve y la luz ultravioleta solar caen directamente sobre la superficie de la cubierta durante todo el año, y el agua no perdona. No es de extrañar que la superficie deba requerir importante mantenimiento cada 1 a 3 años, dependiendo de la situación y los productos utilizados.

En líneas generales, recomiendo el uso de productos y aceites de muy buena calidad, con buena penetración y múltiples funcionalidades. Créeme que ahorrar en este tipo de productos significa perder a largo plazo ya que será más caro la sustitución de la pieza total que la inversión en buenos productos para su mantenimiento.

¿Qué materiales necesitaremos?

  • Cepillo de muy buena calidad
  • Productos (fungicidas, insecticidas, protectores de superficie etc) de muy buena calidad
  • Lona y polietilenos cobertores (5x8mt o más grandes en el caso de techos y decks))
  • Pinturas y barnices, según corresponda
  • Pinceles de distinto calibre con cerdas de buena calidad
  • Guantes de goma

En el próximo post, como mencioné antes, compartimos el paso a paso. Te invito a estar pendiente.