Restaurar

Renovar y pintar un mueble lacado

pintar

El paso del tiempo va deteriorando algunos elementos de nuestro mobiliario, por eso es probable que tengas que renovar y pintar algún mueble lacado que tengas por casa.

En nuestro ánimo de darle otra imagen bien distintas es preciso retirar la pintura que tiene actualmente para conseguir un mayor agarre en las nuevas capas. También te durará mucho más tiempo sin deteriorar.

Para quitar la pintura buscaremos un lugar amplio y con buena ventilación para trabajar en las mejores condiciones posibles. Una buena opción puede ser el jardín de casa, la terraza o el garaje.

Para eliminar la laca del mueble nos ayudaremos de una lija, que puede ser eléctrica o de papel, utilizando una que sea de grano medio. Es mejor hacerlo con una lijadora eléctrica porque nos agilizará las tareas. La laca tiene que eliminarse por completo del mueble, así que los restos que hayan podido quedar se eliminarán con un paño.

Una vez que tengamos esta pieza preparada, será el momento de ponernos a pintar. Intentaremos elegir un color que combine con el resto de la tapicería o de los muebles donde se coloque. Optaremos por usar una pintura de esmalte que diluiremos en aceite o agua. No obstante, deberías de consultar con un especialista sobre la pintura más aconsejable. Con esta técnica podrás decorar un mueble del salón a lo rústico.

Capa gruesa

Con un palo de madera removeremos bien la pintura y procedemos a pintar. Nos ayudaremos de una brocha adecuada, con la cual aplicamos una primera capa. Es preciso que sigamos la veta de la madera. La capa de pintura debe de ser lo suficientemente gruesa para que cubran por completo toda la superficie.

Dejaremos que se seque bien la primera mano para para aplicar la segunda. Entre capa y capa hay que dejar el tiempo de secado adecuado.