Reparaciones

Cómo reparar el empapelado

Las paredes empapeladas son algo que debo confesar que no me gustan mucho. Seguramente es mi gusto por la pintura y las opciones creativas que nos proporciona, que tiendo a optar por los pinceles que por los papeles. Sin embargo reconozco las ventajas.  Hoy día en el mercado se ofrecen papeles realmente muy interesantes, tanto en diseño como en textura.  La aplicación no es muy complicada y con un poco de práctica podemos hacerlo en pocas horas.

Empapelar con discreción

En lo personal lo que más me gusta es usar el papel pero en un solo sector, que puede no ser solamente el inferior, sino que crear efectos en un muro de impacto con papeles llamativos es algo que da mucho resultado. Todo es cuestión de tener imaginación y creatividad. Si nos tomamos el tiempo de mirar catálogos las ideas nos vienen con facilidad.

Cómo pegar el papel

Claro que siempre puede haber problemas con un papel que ya se ha colocado, sobretodo en los dormitorios de los niños, que les dan un uso más exigido a todos los elementos. Cuando se desprende un sector del papel pero no se ha roto, solo está suelto, se puede volver a pegar. Lo que hay que hacer es aplicar pegamento con pincel fino en la pared  y pegar con la mano, suavemente. Quitamos el aire pasando la mano  y luego damos terminación con una espátula de plástico. En este paso es que se va retirando el exceso de pegamento que puede haber quedado. Si el trabajo se hace con suavidad queda perfecto y no se nota para nada.