Restaurar

Cómo rescatar un mueble con carcoma

Cómo rescatar un mueble con carcoma

La carcoma es simplemente una pesadilla. Se trata de un insecto que pone sus larvas en la madera, las que se alimentan de la misma. El resultado es uno solo posible: nos destrozan los muebles o lo que sea que la carcoma colonice, ya sea una ventana, una viga, etc. Lo más importante es la prevención, que pasa por tratar siempre la madera y si por mala suerte tenemos un mueble con este problema, o lo solucionamos o lo quitamos de la casa, ya que va a terminar dañando todo lo demás.

Observar bien el mueble

La forma más simple de saber si un mueble tiene carcoma es detectar la presencia de unos pequeños orificios  y debajo de ellos, en el suelo, un polvillo de madera.  Si estos ocurre tenemos un problema.

El primer paso es lijar muy bien el mueble para poder exponer bien la  superficie. Este decapado tiene que ser a fondo. Luego, usando todas las precauciones necesarias de cuando usamos un tóxico (gafas, guantes y ventilación adecuada) aplicaremos el líquido anticarcoma  con brocha. La clave es hacerlo en abundancia.

Inyectar la madera

Luego, con ayuda de una jeringa, vamos a introducir el veneno en todos y cada uno de los orificios.

El paso siguiente es envolver el mueble en plástico, de modo que quede como en una cámara de gas. Para aumentar el efecto, podemos dejar un recipiente abierto con el líquido anticarcoma para que penetre más aún.

Luego de cuatro o cinco días vamos a retirar el plástico. Dejamos que el mueble se ventile un poco y ya podemos trabajar en el.