Reparaciones

Retirar o desarmar un entarimado

parquet boards, executed from an oak, by CU

Cuando nos mudamos a un lugar nuevo o cuando estamos cambiando el suelo de una habitación puede ser que nos encontremos en la necesidad de quitar un entarimado, ya sea para remplazarlo completamente o para reparar algunas de sus piezas. Es un trabajo que puede ser muy simple en caso de un entarimado nuevo o muy complicado en caso de un entarimado antiguo. Veamos como proceder.

Trabajo sin apuros

En el caso de un entarimado nuevo, es un trabajo bien simple. Solo tenemos que quitar el zócalo con ayuda de una espátula. Seamos cuidadosos ya que no es necesario romperlo. Una vez que lo hemos quitado vamos a ver la junta de dilatación. La tarea es bien simple porque una vez que la quitamos vamos levantando lama por lama, ya que están encastradas. Trabajamos sin apuro, tirando hacia nosotros y luego, en algunos casos, damos un pequeño giro hacia el sector superior (no todas necesitan este movimiento, hay que ir probando).

Ver que podemos reciclar

Si hemos procedido con prolijidad, podemos volver a usar cada una de las lamas. Si la idea es no usarlas como suelo, pues diseñamos un mueble con ellas, o unos bonitos estantes, pero no desaprovechemos el material.

En el caso de los entarimados antiguos el problema es diferente, ya que en general se unen al suelo con cemento. Si sois valerosos y tenéis experiencia con madera, os sugiero intentarlo con un patacabra. Hay que hacer mucha fuerza y se rompen muchas lamas. Si vemos que no estamos avanzando mucho, lo ideal es llamar a un experto ya que no es un trabajo para aficionados.