Trucos

Cómo cuidar una sartén de hierro fundido

Cast Iron Skillet Isolated

La mayoría de quienes gustan de las tradiciones familiares, tienen al menos un utensilio de cocina especial, como una sartén de hierro fundido, heredado de alguna abuela o una tía, que hacía verdaderas delicias en estos pesados y geniales sartenes.

Desde ya que reconozco que no son ni remotamente los más prácticos, pero son muy eficientes tienen ese sabor especial de la tradición. El problema es que no todos saben darle el mantenimiento adecuado y por ese motivo terminan estropeados. No se trata de que sea demasiado complicado, pero hay que tener claras algunas cosas de su uso y limpieza.

En cuanto al uso, hay un detalle que es fundamental

Si no calentamos lo bastante la sartén antes de colocar algo en ella, el resultado será que el alimento se pegará de modo tal que luego es muy complicado quitarlo. Primer punto: paciencia si estamos usando una sartén de hierro. No debemos olvidar, sea cual sea el material de la sartén, cómo preparar alimentos para freír, de modo que no solo no estropeamos la sartén de hierro fundido, sino que maximizamos el sabor de los alimentos en forma saludable.

El segundo punto es el lavado

Por ningún motivo podemos dejarla en remojo en agua y detergente, como haríamos con cualquier otro utensilio, más aún si se ha ensuciado mucho. Dejarle correr una buena cantidad de agua hirviendo es un primer paso. Luego le aplicamos una tela apenas húmeda con jabón (en cantidad mínima) aclarando y sobretodo, secando muy bien en forma inmediata.

Para que la  sartén de hierro fundido  se conserve como debe, al comprarla y luego cada tanto tiempo hay que untarla con mucha grasa o mantequilla  y luego retirarla con toalla de papel. Este procedimiento hay que hacerlo a conciencia. Una buena ideal, que es la que aplico en casa,  cuando la unto con grasa, luego en lugar de retirar la misma con toallas, lo hago aplicando filtros para café.