Trucos

Secretos para limpiar la moquette

Una moquette agrega mucha calidez a un ambiente. Es muy importante mantenerla siempre bien aspirada, porque de lo contario junta una cantidad de polvo que incluso puede causar alergias. Este aspirado debe ser diario, a lo sumo cada dos días.

Pero también ocurre que con el uso requiera una limpieza más profunda. Podemos comprar un producto para eso, o podemos fabricarlo en casa, de un modo barato y simple.

En un recipiente adecuado tenemos que mezclar 250 cc de agua, una cucharada de amoniaco, dos cucharadas de jabón en polvo y dos cucharadas de detergente. El recipiente tiene que permitir que agitemos fuertemente la mezcla, hasta que se forma una interesante cantidad de espuma. Y es con esta espuma que limpiaremos la moquette.

Como esta mezcla tiene amoniaco, es clave usarla en una ambiente muy bien ventilado (no podemos usarla, por lo tanto, en un día de lluvia con las ventanas cerradas) usando guantes y tapa bocas.

Imagen: flirck.com