Trucos

Seguridad a la hora del baño

Woman in shower

La ducha y la bañera son dos de las zonas donde más peligros podemos encontrar, sobre todo si tenemos niños o personas mayores en casa. Por ello hoy os damos unos trucos para evitar resbalones y caídas en el baño.

Accesorios prácticos en el baño

La entrada y salida a la bañera puede suponer un riesgo, pero podemos tomar unas medidas en el baño como la instalación de barras de apoyo y asideros que nos permitan entrar y salir fácilmente. Además, en las tiendas especializadas podemos adquirir unas barras asideras para agarrarnos mientras nos duchamos. Estos sistemas los podemos colocar mediante ventosas o atornillándolos.

Otra forma de aumentar la seguridad es instalar superficies antideslizantes que nos protejan de los resbalones. Se pueden poner tanto en el interior de la ducha o la bañera como en el resto del suelo del baño. Los sistemas más conocidos son los adhesivos antideslizantes, muy fáciles de colocar, así como los platos de ducha con estrías, tarimas, acrílicos, etc.

En el caso de personas mayores o con discapacidad podemos poner un asiento o taburete, pero siempre fabricados para este fin, ya que así serán totalmente seguros y resistentes al agua.

Una vez que salgamos de la bañera el mejor suelo para impedir los resbalones sería un pavimento cerámico antideslizante, ya que, aunque esté mojado, reduce el peligro de caídas.

Mampara segura en la bañera o ducha

Las cortinas de la bañera o de la ducha también se pueden sustituir por una mampara. En este caso lo más adecuado es dejar un lateral de la mampara libre para que la entrada sea más accesible y cómoda. Si la mampara es corredera conseguimos que se reduzca el número de salpicaduras y por tanto el riesgo de caídas. En el mercado existen mamparas que en caso de que se rompan los trozos de cristal son muy pequeños y los bordes de los mismos son redondeados, disminuyendo así los posibles daños.