Ideas

Seguridad en el dormitorio del bebé

Los niños muy pequeños son especialmente propensos a los accidentes en el hogar. De hecho son una causa muy importante de morbi-mortalidad en los menores de 5 años. El punto fundamental es que la enorme mayoría son completamente previsibles y por lo tanto, evitables. Hay medidas que debemos tomar en el hogar, veamos cuales son las del dormitorio del bebé.

Un punto clave es la elección del mobiliario. No se puede usar muebles que tengan ninguna parte, aunque sea pequeña, de cristal. Los bordes de los muebles tienen que ser redondeados y no cortantes. En la cama, tiene que colocarse barrotes, pero la distancia entre ellos tiene que ser lo bastante pequeña como para que no quepa la  cabeza del niño.

La cuna no puede estar cerca de la ventana  y mucho menos se puede acceder desde la cama a cuerdas de cortinas o persianas. En la cuna no se deben guardar peluches.

Toda la parte eléctrica tiene que estar protegida de modo que no exista la menor posibilidad de que los enchufes sean accesibles o una fuente de accidentes.

En el dormitorio no pueden quedar bolsas plásticas ya que los niños pueden jugar con ellas y asfixiarse.

No se pueden dejar tijeras o alicates, ni aún en los cajones más altos. Lo mismo ocurre con medicamentos. Los armarios se cierran con llave y la llave se retira. En la puerta del dormitorio no puede haber llave y se debe poder acceder siempre, sin que se pueda cerrar desde el interior.