Ideas

Seguridad en la iluminación de Navidad

Seguridad en la iluminación de Navidad

La Navidad es una época de encuentros, de fiestas y de alegría, pero también de imprudencias. A veces esas imprudencias se deben al consumo de bebidas alcohólicas, lo que aumenta claramente la accidentalidad. Pero otras veces no es eso y simplemente no pensamos bien lo que estamos haciendo. Una persona que normalmente sigue todos los consejos de seguridad, en estos días algo más relajados no es tan estricto. En ese momento es que ocurre el accidente. Veamos como tener una Navidad saludable.

Regletas y enchufes

Una fuente de problemas es la iluminación que usamos en Navidad. Hay cosas que no  se pueden hacer nunca, como recargar regletas con luces y más luces. No se puede exigir de más a cada enchufe sin aumentar los riesgos. Un paso ineludible y que pocos hacen, es verificar el buen estado de las luces antes de colocarlas. Si hay algo que reparar se repara y si no están en condiciones, pues no se usan.

No se deben dejar las luces encendidas al salir de casa. Además de que se gasta dinero sin sentido es peligroso.

La seguridad ante todo

A todos nos gusta mucho la iluminación con velas. Da esa sensación de intimidad que no se consigue tan fácilmente. Por otra parte, el natural movimiento de la luz que genera es de por si interesante. Pero no se pueden dejar encendidas cerca de nada inflamable, tienen que estar seguras de no caerse y de no generar calor en algo cercano como una cortina. Lo ideal es encenderlas unos minutos antes que lleguen los invitados, pero cuando ya estamos en el lugar físico donde van a quedar encendidas.