Reparaciones

Ser “manitas” no implica reparar electrodomésticos

servicio-tecnico-lavadoras

Me gustaría contar una anécdota para advertir a mucha gente como yo de los peligros que puede tener en ocasiones meterse en trabajos para los que nos estamos cualificados. Cabe decir que soy una de esas personas que se pueden considerar “manitas”, siempre que algo se estropea yo me tiro a la piscina e intento arreglarlo.

Hasta ahora todo me había salido siempre bien en este sentido: la pata de una silla que cojea, un cable que necesita un empalme, la puerta de un armario a la que hay que cambiarle la bisagra… etc. Pero hace poco me encontré con algo a lo que nunca debí intentar arreglar, una lavadora.

Mi lavadora perdía agua por abajo cada vez que la ponía en modo centrifugado pero lavaba la ropa correctamente con lo que a mí me pareció una avería sencilla. Así que seguramente cegada por la “youtubemanía” de vídeos de reparación de lavadoras como el que vemos en el vídeo que adjunto, en los que todo parece tan sencillo, me aventuré a intentar repararla.

Con toda mi calma me dispuse a buscar a avería repasando todas las piezas tras un lavado en el que se había perdido agua como de costumbre. Como vi que era por la parte frontal, me pareció lógico que fuera de la goma por la que pasan todas nuestras prendas. Así que tumbé la lavadora para sacarlo cómodamente con tan mala suerte que se me resbaló y dio un golpe estruendoso por atrás. Cambié la goma (nada barata por cierto) con normalidad y lo dejé todo como estaba. Pues bien resultó que o bien no era esa la avería o bien se averió con el golpe, pero el caso es que al final tuve que cambiar la lavadora después de todo mi esfuerzo.

Una lavadora que llevaba conmigo tantos años de la que me dolió mucho despedirme. Por lo que en este tipo de averías sí que os recomiendo que llaméis a un buen servicio técnico que os repare vuestra máquina sin tener que llevaros un mal rato y sin acabar perdiendo dinero.

Servicio técnico de lavadoras en Bcn