Ideas

Soporte para tartas, reciclando objetos en desuso

Close up of many cakes placed on three white plates against a white background

La repostería ha adquirido una importancia que no tenía. No digo que antes no nos gustaran los dulces y los chuches, pero hoy día hay cursos de todo tipo para ser especialistas en detalles de las misma. Hoy vemos como hacer en casa un lindo soporte para tartas.Pero si hay algo que claramente ha tomado importancia es la presentación, al punto que se le da más relevancia que al sabor. Y una tarta bien presentada requiere cierta altura sobre la mesa. Lo mismo con las magdalenas, o las pequeñas tartas que tanto se usan ahora, con tanto colorido. Un soporte para tartas divertido hecho en casa no nos cuesta nada o casi nada y nos puede quedar muy bonito.

La primera idea es con un candelabro que ya no nos gusta

El punto es que sea lo bastante ancho como para poder soportar el plato que irá sobre el, sin que al poner la tarta esta termine  en el mantel. El paso a paso de este soporte para tartas, es muy simple. Limpiamos bien el candelabro y una vez seco lo pintamos con pintura en aerosol. Seleccionamos un plato de buen tamaño, del mismo color que hemos pintado la base, o directamente lo pintamos igual. En este caso, cuando ponemos la tarta vamos a usar papel debajo de ella para proteger de la pintura. El paso siguiente es pegar con pegamento universal el candelabro a la parte inferior del plato, bien centrado y trabajo terminado.

La siguiente idea la he visto en casa de una amiga y me ha encantado

Es una torre para magdalenas, que queda muy bonita y es más que simple. Es ideal para aprovechar esas tazas que nos han quedado de un juego incompleto. Usamos un plato como base  y a el se le pega una taza en su centro, con pegamento universal. A esa taza, a su vez, le pegamos el siguiente plato, siempre bien centrado. Así hacemos un soporte para tartas de dos o tres pisos. Se colocan chuches en los piso inferiores y la tarta en el superior, o solo magdalenas, lo que nos parezca más bonito.

Solo nos resta saber cómo cocinar bizcochos a punto de humedad.