Herramientas y Materiales

Suelos de corcho

Suelos de corcho

Cuando tenemos clara la importancia de decorar nuestra habitación, el salón o la cocina, una de las decisiones que debemos tomar es la referida a los materiales. En particular hoy vamos a ver los suelos de corcho, que tienen un número de ventajas importante. Si tenemos que destacar algunas características importantes las dos más obvias con el aislamiento térmico y el aislamiento acústico que se consigue con este material. Otra ventaja importante es el precio  y la posibilidad de colocarlo nosotros mismo, aún no siendo expertos.

El primer paso es preparar el suelo

Como en todos los casos de intervención tiene que estar seco y limpio, sin ni una mota de polvo. Vamos a medir bien y marcar la intersección de la perpendicular que parte del punto  medio de la posterior, con la perpendicular que sale del punto medio de la pared lateral. Vamos a marcar toda la línea. Por ese punto exacto vamos a comenzar y seguimos por esa línea en ambos sentidos.

Pegar y barnizar

Las baldosas las vamos a pintar con pegamento en su cara posterior. Dejamos que se sequen un poco (no del todo, obviamente) antes de colocarlas. Con una masa las golpeamos un poco para que se fijen bien. Seguimos el procedimiento en forma idéntica, terminando siempre en la pared.

Una vez que se ha secado el pegamento vamos a aplicar barniz. Se necesitan al menos tres manos, por lo que si tenemos en cuenta los tiempos de secado veremos que nos llevará unos días. Entre mano y mano no está de más pasar una lija muy fina y suave, pero limpiando muy bien antes de aplicar la siguiente mano.