Trucos

Cómo taladrar sobre un azulejo

Cómo taladrar sobre un azulejo

En baños y cocinas, que es donde suelen haber azulejos revistiendo las paredes, se nos puede ocurrir colocar, por ejemplo, una repisa. En realidad eso es algo bastante común ya que el espacio es algo que no sobra en esos lugares  y tener donde almacenar o donde exhibir algunos objetos que nos gustan es algo que podemos resolver con toda simpleza. Colocar una repisa o estante, colgar un barral para elementos de la cocina, etc., es algo que requiere de la colocación de tacos  y por lo tanto del uso del taladro.

El problema es que si no usamos el taladro en forma adecuada, podemos dañar los azulejos produciendo rajaduras que no se pueden reparar. Remplazar azulejos es mucho más complicado de lo que parece, si es que tenemos el azulejo que se necesita.

Uso del taladro

El primer paso es darle a la punta de la mecha un lugar donde comenzar el trabajo, ya que de otra forma es que se resbala y no perfora. Para eso, con total delicadeza y usando un punzón y un martillo, producimos un muy pequeño orificio del tamaño apenas necesario para el extremo de la punta de la mecha. Tiene que ser mínimo.

El resto del azulejo lo revestimos con cinta de carrocero, de modo de aumentar la resistencia del mismo. Un error de principiante o de personas distraídas es usar el taladro para casos como este en modo percutor. Tiene que ser en modo normal para evitar esas vibraciones que son las que van a dañar el azulejo.

Con todas esas consideraciones, ya podemos perforar con toda tranquilidad.