Restaurar

Tapizar una silla o banqueta

Tapizar una silla o banqueta

Muchas veces nos ocurre que vamos a un mercadillo o cualquier lugar donde se venden muebles usados  y vemos sillas o banquetas fantásticas en cuanto a estructura, pero con el tapizado en condiciones tan malas que apenas podemos notar el buen estado del resto. Las rechazamos de plano sin más ni más. Pues lo mal que hacemos, ya que retapizar una silla o banqueta no es tan nada complicado. Por muy poco dinero podemos tener un mueble estrella. Una banqueta nueva y hermosa nos sirve para los pies, mientras leemos en nuestro sillón preferido la nueva novela de J.K Rowling, por ejemplo.

El primer paso es retirar el tapizado anterior, completo

Nos ocupamos de todo el trabajo que necesite la madera, si es el caso, para luego comenzar a tapizar. La base del éxito es una excelente colocación de la malla de cinchas. Esta es la parte más importante. En muchos lugares nos venden las cinchas, pero la clave es colocarlas muy tensas. Si otra persona nos ayuda es mucho mejor. Las vamos a fijar con grapas o clavos, lo que tengamos a mano.

Hacerlo con cuidado y paciencia

Una vez colocadas vamos a forrarlas interiormente, para después colocar el relleno. Ese forro se fija, nuevamente, con grapas. Es importante colocar el relleno dando forma, si es el caso. Lo ideal es hacerlo como una pirámide e ir corrigiendo. Una vez terminado eso, vanos a colocar la tela, siempre manteniendo tensión y grapando.

Para ocultar las grapas venden cintas especiales que se fijan con silicona, o simplemente con la misma tela fabricamos las cintas.