Ideas

Combinando técnicas: decapado y patina

Si queremos darle nueva vida a un mueble que nos gusta mucho en cuanto a la forma, pero muy poco en cuanto a los colores que tiene, podemos hacer muchas cosas. En primer lugar, podemos desvestir la madera y dejarla virgen. Puede ser muy fácil o no, como hemos visto en las diversas formas de retirar la pintura. Podemos pintarlo de un color que nos guste  y ya queda pronto. Pero también podemos combinar otras técnicas y conseguir un resultado especial.

Recuperar un mueble

Si el mueble ya está pintado pero el color no nos gusta para la totalidad del mueble, le damos una mano de pintura acrílica de color blanco. Una vez que se ha secado, con un cepillo de alambre vamos retirando en sectores esa pintura, de modo de que se puede ver el tono de la pintura más antigua. Esto es el decapado, como ya hemos visto.

Proteger la madera

Pero haremos una cosa más. Como siempre, lo ideal para la madera es darle una mano de cera ya que la protege. Esta vez haremos algo diferente. Vamos a usar cera incolora  y aplicamos una mano muy suave para proteger. Para la siguiente mano, con una espátula de plástico, vamos a mezclar la cera incolora (en un pequeño recipiente) con unas gotas de pintura acrílica del color que combine con la base. Aplicamos con pincel y solo nos resta pasar una tela limpia, para distribuir mejor el color de esa pátina.

Esta combinación de técnicas me parece ideal para el dormitorio de una adolescente, por ejemplo. También puede ser para una pequeña mesa de café en una sala con estilo shabby chic.