Herramientas y Materiales

Tipos y usos de los pegamentos

glue

En el día a día del bricolaje no puede faltar adhesivos, pegamentos y colas de diferentes variedades. Debemos elegir los más adecuados dependiendo de la dimensión y de los materiales que queramos pegar.

Tipos

La cola universal es fácil de usar, aunque no posee una gran resistencia y no soporta bien el calor. Algo similar sucede con el pegamento multiusos, también fácil de utilizar, pese a que los resultados no son tampoco muy duraderos.

Existen también pegamentos específicos para madera, textil, plástico o vidrio que están especialmente diseñados para estos materiales, por lo que los resultados son excelentes.

Por su parte los pegamentos conocidos  como super-glue son de los más efectivos, ya que unen las piezas rápidamente y de forma sólida. Otra de sus ventajas es que es bastante resistente al agua y es flexible. Tenemos que tener cuidado para evitar que se nos peguen los dedos.

En cuanto a los pegamentos de componentes separados, cabe destacar que pueden unir hasta piedra. Se componen de dos tubos cuyo contenido se mezcla a partes iguales, produciendo una reacción química que pega las piezas. No se debe utilizar en objetos que se expongan al sol.

Por último, la resina epoxídica produce una reacción entre los elementos que hace que se unan sólidamente. Es ideal para materiales que sean muy rígidos y para rellenar huecos. Debemos, eso sí, evitar que entre en contacto con la piel.

Consejos

Si deseamos conseguir una unión adecuada y duradera debemos inmovilizar las piezas mientras actúa el pegamento, intentando ejercer una presión constante. Para ello podemos utilizar cinta adhesiva para sujetar un recipiente con volumen. También podemos ayudarnos de unos alicates y una goma cuando peguemos piezas muy pequeñas difíciles de sujetar. Otros elementos que podemos utilizar para sujetar serían la plastilina, un cajón o una goma elástica.