Trucos

Trucos para el vaso del cepillo de dientes

Los cepillos de dientes deben conservarse en perfectas condiciones de higiene y cambiarse con mucha frecuencia, de lo contrario pueden ser una fuente de infecciones. Un cepillo lleno de bacterias lejos de limpiar produce mayores problemas. Una vez que lo hemos usado y aclarado muy bien, muchas veces los dejamos en un vaso que tenemos para esos fines.

El problema es que en ese vaso lentamente se va juntando la humedad del cepillo y se forma una superficie blanca, que es también un problema. Veamos cómo solucionarlo.

Una buena idea que aplicaba mi abuela, es colocar en el vaso una cucharada de sal y completarlo con agua tibia, revolviendo muy bien. Luego de unos minutos podemos lavarlo normalmente.

Otra solución muy efectiva para mantener el vaso impecable es colocar en él un poco de vinagre blanco y dejar unos minutos. Con un paño limpio frotamos bien  y aclaramos con agua tibia abundante.