Herramientas y Materiales

Trabajar en altura con arnés

Painter working in harness

Ya sea la limpieza de una fachada o el arreglo de una cornisa, cualquier trabajo en altura exige emplear un arnés. Es una medida de seguridad que evita muchos accidentes.

Es preciso que sepas que para realizar cualquier trabajo vertical hay que cumplir con una serie de normas de seguridad, entre las que se incluyen el empleo de arneses. De hecho es obligatorio para cualquier tarea que se realice por encima de los 180 centímetros, ya sea en una plataforma sin protección como pueden ser andamios o cuando haya riesgo de caída.

También es obligatorio en alturas inferiores a los 180 centímetros al borde de techos, losas y excavaciones sin protección contra caída. También se incluyen aquellas caídas sobre contenedores de líquidos, instalaciones eléctricas o elementos cortantes. El empresario siempre tiene que facilitar el material adecuado a los empleados, así que solicítalo y no tengas miedo a perder el trabajo.

Los profesionales de la construcción cuentan con distintos tipos de arneses. Uno de ellos es el cuerpo entero, que está pensado para actividades un tanto peligrosas. Está formado por correas y cintas que se ponen alrededor del cuerpo y que en caso de precipitación permite que las fuerzas de repartan de manera equilibrada y se eviten las lesiones.

Este tipo de arnés se completa con otros artilugios de seguridad como un elemento de amortiguación, absorción de impactos o ampollas de acople.

Cuando el riesgo de caída no es muy elevado se opta por el arnés de pecho con correas para las piernas. También están los de cintura y pecho, que permiten que haya una gran libertad de movimientos. Los arnés de suspensión son muy comunes para aquellos que limpian cristaleras a altura. Son de tipo asiento y se emplean para aquellos trabajos que no cuentan con punto de apoyo y el trabajador tiene que estar sujeto con él.

Por último os detallamos las características de los arnés de descenso/suspensión, que se usan para subir a personas en pequeños orificios y que les permite tener las manos libres.