IdeasTrucos

Tratamientos del agua en el hogar

Tratamientos del agua en el hogar. Seguramente necesitas algo de aclaración para este título, es decir qué entendemos por tratar el agua en nuestro hogar, cuáles son las ventajas de hacerlo, cómo hacerlo y si podemos elegir entre una o más alternativas.

Parto de la base que hay diferentes tipos de agua: existen por ejemplo  las llamadas aguas duras y blandas. No es lo mismo el agua de lluvia, que el agua subterránea y tampoco el agua que viene por el sistema de cañerías de cada país.

Lo cierto es que algunos contenidos de estos distintos tipos de agua, como por ejemplo la cal, es capaz de arruinar electrodomésticos, por lo que se hace imprescindible hallar métodos para prevenir este problema (u otros de similar entidad).

Una solución, son los llamados antiincrustantes (como el que ves en la imagen) que se consiguen con relativa facilidad en las tiendas más importantes del ramo.

El que ves en la imagen de portada en  particular, es un antiincrustante capaz de crear un campo magnético que impide que la cal se solidifique. De esta forma  protege todo tipo de instrumentos y electrodomésticos, tales como calderas, calentadores, lavadoras y lavavajillas, economizando en su consumo eléctrico y evitando reparaciones por la acumulación de cal.

Su función también es preventiva pues previene también obstrucciones en tuberías. Su peso es muy bajo (apenas 0.13) y su instalación es muy sencilla como ves en la imagen: simplemente debe ser fijado a la tubería en cuestión con las 4 bridas; de ese modo ya comenzará a ejercer su funcionalidad magnética y a proteger los elementos antes mencionados.