Trucos

Trucos de limpieza para los electrodomésticos de uso común

trucos-de-limpieza-para-los-electrodomesticos-de-uso-comun

Si bien en el mercado existen excelentes limpiadores, podemos evitar o minimizar ese gasto, empleando otros productos, con idéntico resultado. En post anteriores hemos visto varios de estos trucos. Hoy veremos cómo limpiar correctamente la plancha, la lavadora y el horno.

Mantener la plancha bien limpia es sumamente importante, ya que en caso contrario podemos incluso dañar algunas prendas de vestir. Para limpiar la plancha hay que preparar una mezcla de vinagre y agua en partes iguales. Calentamos la plancha y la pasamos sobre una tela con abundante sal. La apagamos, dejamos enfriar un poco y ahora sí la podemos limpiar con la mezcla que hemos preparado.

Un truco muy sencillo para mantener limpio el lavarropas también se hace con vinagre. Simplemente colocamos vinagre en lugar del jabón y del enjuague. Activamos un lavado corto con agua caliente, pero sin poner ropa. Lo importante es que circule el vinagre, que irá disolviendo los restos de jabón que quedan en el lavarropas y a la larga lo pueden dañar.

El horno es uno de los lugares de limpieza más complicado y donde se suelen usar los químicos más fuertes. Algo muy importante es no dejar que la grasa se acumule en su interior, ya que la limpieza se vuelve mucho más complicada. Si en el momento de cocinar gotea algún elemento graso, cubrir con sal esa mancha y terminar de cocinar, hace que retirarla después sea muy fácil. Solamente tenemos que sacar lo que queda de la mancha con un trapo con agua.

Cuando el horno requiere de una buena limpieza, aprovechamos al terminar de cocinar algo en él, y mientras aún esta caliente (pero apagado) ponemos un recipiente con tres cucharadas de amoníaco y dejamos varias horas. Luego limpiamos con la mezcla de vinagre y agua que vimos para la plancha.