Trucos

Trucos para un dormitorio pequeño

Trucos para un dormitorio pequeño

Ya hemos visto algunos trucos para un piso muy pequeño, de modo de obtener una sensación de espacio mucho mayor que la real. Hay trucos clásicos como mejorar la iluminación si es necesario, usar espejos con toda generosidad  y muchos colores claros. Limitar el número de elementos en la habitación es algo que puede hacerse con toda facilidad con los muebles multifunción, de modo que tenemos lo que necesitamos, pero sin agobios.

Optimizar el espacio

En un dormitorio pequeño es mucho lo que podemos hacer. La cama puede tener un lugar para almacenamiento debajo de ella, lo que ahorra mucho espacio. No se necesitan dos mesas de luz, con una sola basta, lo que permite poder colocar la cama junto a una de las paredes si es necesario. La iluminación que tenemos normalmente en la mesa de noche, tiene que partir de la pared, de modo que no necesita un sitio de apoyo.

Sin embargo los protagonistas de un dormitorio pequeño son los textiles. El predominio del color blanco sobre la cama es clave. Me refiero a un blanco puro o un arena. Podemos colocar cojines que serán los que aporten el color, con estampados bien pequeños. A los pies de la cama, un edredón o similar, que repita los estampados de los cojines o sus colores. Esto quedará alegre y luminoso. Colocar un cabecero en la cama es posible siempre que no sea pesado, como de madera muy grande. Podemos hacerlo nosotros mismos con una tela colgada sobre un barrote que fijamos con tacos, si nos ingeniamos un poco. Obvio que los espejos son muy importantes aquí también.