Trucos

Trucos para limpiar un espejo

Mirror

Si hay algo que siempre tiene que estar impecable es un espejo. Cualquier pequeña mancha se destaca y da una sensación de desprolijidad y descuido muy desagradable. No es necesario gastar fortunas en limpiadores ni hacer demasiado esfuerzo, ya que si los mantenemos limpios siempre y usamos algunos trucos, todo es más simple.

Usando elementos del hogar

El vinagre es ideal para limpiar espejos y cristales. Se aplica con papel periódico  y con papel periódico se quita sin aclarar. Queda impecable. Truco: si no tenemos papel periódico, el papel de filtro (por ejemplo el de café) es igual o más útil.

Si no tenemos vinagre en casa y la mancha parece de material graso, se limpia con alcohol procediendo de igual forma que en el caso anterior. De hecho la mayoría de los limpiadores que venden en el mercado son en base a alcohol (con algo de perfume, obviamente).

Una mancha revelde

No tenemos ni alcohol ni vinagre y la mancha sigue ahí. Nuevo truco: con la espuma de afeitar se soluciona. Solo tenemos que cubrir la mancha con espuma de afeitar, dejar actuar al menos 15 o 20 minutos, los que aprovechamos para seguir limpiando otra cosa. Luego de ese tiempo retiramos con papel absorbente de cocina. El resultado es muy asombroso, lo he probado hace pocos días y me encantó este truco.

Ya no tiene ni una sola mancha pero queremos que quede con un brillo especial y sin ni una sola marca. Solo tenemos que conseguir un borrador de pizarra. Una vez que hemos limpiado y el espejo está seco, repasamos con el borrador. Queda increíble.