Trucos

Trucos para proteger tu casa del sol

twisted house and sun

El sol en el hogar nos aporta luminosidad, pero un exceso puede incidir negativamente en los muebles, las paredes y otros objetos. Para evitar las consecuencias del sol en casa podemos utilizar diferentes opciones.

Dentro de casa

El primer consejo es mantener las persianas bajadas los días de mucho sol. Es conveniente que contemos con persianas de calidad, por lo que debemos fijarnos en el cajón donde se esconde la persiana. Si el cajón es malo no conseguirá aislarnos de las temperaturas, pero tampoco de los ruidos. Los cajones de calidad destacan por llevar en su interior una pieza aislante.

En el mercado podemos adquirir persianas que se colocan en la zona exterior de ventanas y puertas y que contribuyen a reducir el sol que entra por las mismas.

Una de las opciones más utilizadas son las cortinas, cuanto más gruesas mejor, ya que la protección será mayor.

En cuanto a las cortinas aislantes, éstas se colocan debajo de las cortinas normales. Se elaboran con unos materiales especiales que nos aíslan de la acción de los rayos solares. Este tipo de cortinas son ideales para habitaciones y la cocina, ya que impide que dichas estancias acumulen un exceso de calor.

También podemos colocar estores en las ventanas, que además de proteger los muebles resultan muy decorativos. Asimismo podemos instalar unos estores que mediante un botón se abren y se cierran, por lo que resultan comodísimos.

Protección del sol en las zonas de exterior

En los jardines, terrazas y balcones lo más recomendable son los toldos extensibles, que regulamos nosotros mismos. Podemos instalar un motor eléctrico en los toldos que facilitarán la tarea de abrirlos y cerrarlos.

Una pérgola en la terraza es un elemento muy útil para crear sobras, y además queda muy decorativa.

Por otra parte en los jardines podemos colocar unas sombrillas para proteger mesas, sillas y hamacas. En el jardín también quedan muy bien los cenadores, a los cuales podemos sacarle un gran partido cuando la temperatura nos permita comer o cenar al aire libre.