Trucos

Tu mando a distancia como nuevo

Depositphotos_2452453_xs

A veces el mando a distancia de la televisión y otros aparatos deja de funcionar correctamente aunque hayamos cambiado recientemente pila. En la mayoría de los casos se debe a que se acumula suciedad. Antes de cambiarlo por otro intenta limpiarlo siguiendo nuestros consejos.

Consejos prácticos

Una vez que nos aseguremos de que el mando a distancia no funciona por falta de pilas o porque se ha estropeado, procederemos con la limpieza del mismo con sumo cuidado para no estropear nada.

Lo primero obviamente es abrir el mando a distancia, ya sea destornillando las piezas o desencajando las carcasas, según el modelo.

Debajo de la carcasa de los botones encontraremos una lámina de goma con los botones que es la que hace contacto con el circuito. La suciedad está frecuentemente entre dicho circuito y la lámina de goma, por lo que afecta al funcionamiento  del mando, ya que impide que haga contacto.

Lo mejor en este caso es utilizar un trapo de algodón o un bastoncillo humedecido en alcohol para limpiar la lámina donde están los botones, repasando todos los huecos para que quede perfectamente limpio. Cuando veamos que el bastoncillo o el trapo están sucios lo cambiaremos por otro para seguir limpiando.

El circuito o la placa lo debemos tocar lo menos posible puesto que es una zona muy delicada. Lo mejor es soplar para quitar el polvo sobrante, pero nunca aplicaremos alcohol u otro producto porque puede estropearlo.

Botones y zona exterior

En cuanto a las carcasas de plástico, también las debemos limpiar de igual modo, es decir, con un poco de alcohol en un trapo o bastoncillo, para quitar todos los restos de suciedad.

Cuando tengamos todas las piezas limpias las secaremos perfectamente antes de unirlas de nuevo, ya que si no se puede producir un cortocircuito.