Trucos

Un baño amigable con el planeta

spa items - sea salt ,massage stones and soap

El baño es el ambiente de la casa donde más medidas podemos tomar para ser amigables con el planeta. Obviamente que los que proponemos es una actitud de vida general y no una o dos medidas  llamativas y nada más. De nada sirve que reciclemos envases de plástico si por otra parte mal gastamos agua y energía que se genera con recursos no renovables. No se trata de obsesionarse pero si de ir incorporando nuevos hábitos más saludables. Veamos como hacer esto en el baño.

El primer punto es cuidar el agua

No podemos dejar el grifo abierto, obviamente, mientras nos cepillamos los dientes. Si podemos ducharnos en un tiempo razonable es mucho mejor que un baño de inmersión, que podemos hacer pero no a diario. Pero no solo eso, lo ideal es incorporar un sistema de cisterna con ahorro, reutilización de agua del lavabo para la misma, etc. Depende de cuanto podamos invertir ahora, pero siempre teniendo claro que es un ahorro posterior.

Los aromatizadores que se compran no son necesarios

Colocar plantas en el baño cumple igual función pero de forma natural y además, decora. Las aromáticas, como la menta son relajantes. Los  elementos de limpieza para el baño pueden fabricarse en casa, con vinagre, limón y bicarbonato.

Las toallas que ya no están bonitas para el uso, las cortamos en más pequeñas y cambian de categoría, para ser usadas en la limpieza. Los textiles en el cuarto de baño pasan por usos diversos en toda su vida útil.

En caso de ser posible, es ideal aprovechar la luz natural. Lamentablemente los baños suelen ser muy oscuros con ventanas altas y pequeñas, pero si no es el caso, aprovechemos esa ventaja.