Ideas

Un cabecero y cojines fáciles para una cama original

Un cabecero y cojines fáciles

Una vez que comenzamos a atrevernos con el bricolaje, nada se nos resiste. La casa comienza a mutar de forma permanente. Claro que eso es posible si vivimos solos o con personas muy tolerantes que les gusta mucho eso de cambiar todo el tiempo. El punto es que cuando somos nosotros quienes hacemos las cosas, los costos son tan bajos que todo es posible. Por ejemplo, podemos hacer el somier con pallets y luego ir cambiando el cabecero como se nos va ocurriendo. Parece que cambiamos mucho los muebles, cuando en la realidad no cambiamos nada.

La idea de hoy es muy simple

Vamos a hacer un cabecero tapizado, como ya sabemos hacer, pero la gracia es el diseño y la textura que vamos a usar. La tela tiene que ser a rayas, de una textura interesante. El punto es que vamos a comprar la cantidad necesaria para tapiza el cabecero, pero además y con la misma tela, vamos a hacer dos cojines.

En el cabecero las rayas van a ser verticales

Eso le da una sensación de altura mucho más importante. En ese caso el ancho del cabecero deber ser igual al ancho de la cama y no un poco más como hemos visto otras veces. Haremos dos cojines de modo que entre ambos se cubra todo el ancho de la cama, si es de dos plazas o uno si es de una plaza. Para ser más claros, el cojín tiene el tamaño de la almohada. Lo interesante es que esta vez las rayas las vamos a usar en forma horizontal, dando sensación de más ancho. De esta forma la cama parece más ancha y más alta. El efecto de ángulo recto entre las rayas es muy interesante. Obviamente que no vamos a usar cojines complementarios, solo esos.

Este es una forma más de usar las rayas en tu decoración.