Reparaciones

Un poco de color en las puertas

Painting wooden doorMuchas veces pensamos que nuestra casa necesita de grandes cambios, por ejemplo en las puertas, pero nos da la sensación que eso implica grandes inversiones de dinero. Si bien es cierto que gastando mucho podemos hacer una gran diferencia, no es necesario invertir tanto dinero para cambiar casi por completo el aspecto de un lugar.

¿Por dónde empezar?

Una de las formas más baratas y efectivas de diferenciar completamente el aspecto de un lugar, es con colores. Pintar es barato, es fácil y es divertido. Pero si no queremos tomarnos el trabajo de pintar todas las paredes, con un buen muro de impacto y colores en la aberturas, cambia todo.

Si pintamos las puertas interiores debemos pensar muy bien en el color. Si es un piso de personas muy jóvenes con un estilo muy divertido, no está mal que cada puerta sea diferente, siempre y cuando tengan algo en común. Pueden ser tonos del mismo color, pueden ser contrastes o pueden ser combinaciones. Claro que pintar una puerta de color violeta y otra de amarillo es bastante arriesgado. Aconsejo criterio en ese sentido.

Algunos buenos consejos

Como en todos los casos, hay que respetar ciertos pasos. Desnudamos bien la madera, y si es una puerta exterior, somos muy estrictos en este sentido. Lo importante es ver qué cosas necesitan reparaciones y hacerlas. Luego se da una mano de imprimación y una vez seca, las dos manos del color elegido.

Un detalle que se usa mucho ahora, en relación a las puertas, es personalizarlas. Si le pintamos una palabra o frase, claramente nos estamos ajustando a la tendencia más actual. Dale una vuelta a tu salón con esa frase que tanto te gusta.  En el caso de un dormitorio infantil, sobre todo desde dentro del dormitorio, queda muy bonito aprovechar para pintar algo divertido, incluso el propio niño puede colaborar.

Un punto importante es pintar las ventanas de esa habitación en el mismo color exacto, de modo de dar coherencia a la decoración, con un sentido de unidad.