Trucos

Un truco para enfriar sin refrigerador

residuos

Alguna vez nos ha ocurrido que recibimos amigos en casa y hemos olvidado algo muy obvio: enfriar las bebidas. Cuando se trata de cerveza, el error puede ser casi un pecado para los interesados. Si ya no hay tiempo de solucionarlo, los invitados llegan y tenemos las cervezas peligrosamente tibias, no desesperéis que hay un truco rápido, barato y efectivo, con cosas que tenemos en casa.

Solamente vamos a necesitar un poco de hielo, alcohol, agua y sal. Ah, y tres minutos para llegar al resultado.

En un recipiente amplio colocamos hielo. Debemos colocar el doble de agua que el hielo puesto. Agregamos medio kilo de sal y medio litro de alcohol, por cada dos litros de agua.

Cada uno de los componentes cumple una función, aumentando la superficie de contacto de la lata de cerveza, disminuyendo el punto de fusión del hielo y retirando el calor del interior de la lata.

Os aseguro el resultado.