Trucos

Una lámpara hecha con una jaula

Una lámpara hecha con una jaula

Como me gustan todos los animales, las aves me encantan. Eso si, me gustan libre y no en una jaula, la reciclamos en una lámpara . Creo que a las jaulas les podemos encontrar muchos usos diferentes al cual fueron diseñadas y se aprovecha de este modo un objeto que tiene un valor estético muy importante. Siempre que no se encierre un ser vivo en ella, las jaulas son muy lindas. En los mercadillos, ventas de segunda mano o como se llame en nuestra zona, seguro conseguimos unas bien bonitas que nos pueden servir para lo que haremos hoy, una lámpara.

Iluminar con lámparas colgantes tiene muchas ventajas. Las que hoy haremos se destacan por su simpleza de trabajo. En cuanto a la parte eléctrica, solo debemos pasarla por la parte superior, que justamente es por donde se cuelga la jaula. Más fácil, imposible.

Veamos entonces la parte estética

El primer punto es desarmarla para ver el estado del material. No es desmontarla completamente, sino más bien quitarle el suelo y ver bien como están los pequeños barrotes. El suelo si lo volvemos a montar va a quitar luz por debajo. Eso puede ser importante si lo que queremos hacer es una lámpara para el sillón de lectura, o no importar para nada si es una luz decorativa.

El momento de pintarla

Pintar este tipo de jaulas no es tan simple ya que los elementos son muy delgados. En mi experiencia vale la pena hacerlo  con pistola, si tenemos donde y con que hacerlo, o de lo contario algo más simple aún: esponja. Cargamos la esponja no con demasiada pintura y vamos apoyando. No desplazamos, pintamos solo con golpecitos que vamos dando. Es más fácil hacerlo que contarlo. Una vez que se ha secado podemos o dejarla así o darle una pátina. Si lo que queremos es envejecerla, lo haremos con betún de Judea. Si lo que queremos es aportar color, el color de pátina lo damos también con esponja, pero sin cubrir, solo dando puntos de color.