Ideas

Una lámpara que cambia de forma

cloud-3-sq

Siempre que hablamos de decoración destacamos dos conceptos como las claves que debemos respetar siempre: estética y funcionalidad. El punto es lograr que ambas ideas se expresen al máximo en cada una de las cosas que elegimos para nuestro hogar. Y claro, tienen que ser compatibles con el resto de la idea que queremos dar en esa habitación, por supuesto.

Os quiero contar de una lámpara que tiene una excelente (y variable) estética, y que maximiza la funcionalidad. Se trata de Droog, una pantalla que cambia de forma, según se nos ocurra.

Desde el punto de vista estético es un diseño sumamente clásico, por lo que es muy simple hacerla combinar en casi cualquier ambiente.

Pero lo funcional tiene una ventaja. Al cambiar la forma, permitimos que pase más o menos luz, o la dirigimos con más intensidad a un punto en especial. Y como podemos cambiarlo, ese punto focal varia según nuestra intención.