Herramientas y Materiales

Una prensa casera

Una prensa casera

En general comenzamos con tareas pequeñas y simples, pero si los buenos resultados nos acompañan, más rápido o más lento pero seguro iremos a más. Reparamos la puerta del armario de  la cocina que no cerraba, pero luego nos hemos atrevido con unos pallets y son millones de opciones. Un día nos vemos diseñando y ejecutando todo un mueble. Un momento en que esto ocurre muchas veces es cuando nos encontramos eligiendo la cuna para nuestro bebé y nada de lo que vemos se acerca a lo que soñamos.

Herramientas adecuadas

El problema es que no todas las herramientas necesarias para eso las podemos tener en casa. Nuestro pequeño taller de bricolaje de a poco se va haciendo mayor, pero nunca será una carpintera. No hay problema, hay soluciones caseras para casi todo.

La prensa se usa para mantener bien unidas las piezas mientras el pegamento que hemos usado se seca. Es clave que esa unión sea  firme. Hay varias formas de hacerlo, pero cuando se trata de un mueble es muy importante colocar en las esquinas del mismo unas tablas, a las que se llama mártires, que dan más firmeza a la unión. Se rodea ese conjunto que tiene en su interior el mueble encolado y en las esquinas las tablas, con cuerda a la que vamos a dar fijación haciendo un torniquete con la ayuda de un destornillador. Dejamos el tiempo necesario. Otra opción es usar las gomas que se utilizaran para la baca del auto, que son firmes pero flexibles para dar un buen ajuste.

En ambos casos la función queda cubierta.