Trucos

Uso racional de la calefacción: temperatura ideal

uso-racional-de-la-calefaccion-temperatura-ideal

En estos días especialmente fríos, el uso de los sistemas de calefacción del hogar están a pleno. Sea cual sea el sistema que se utilice, el objetivo es obtener una temperatura agradable. Así como es de obvio este concepto, en muchos casos no es muy bien comprendido. Con mucha frecuencia se ve el empleo de sistemas de calefacción destinados a mantener una temperatura innecesariamente alta, motivando tener que estar con vestimenta veraniega en pleno invierno, cuando estamos en el interior. Es encarecer el presupuesto de un modo completamente inadecuado.

Un primer paso para optimizar la calefacción, o refrigeración en los meses calurosos, es tener un correcto aislamiento. La pérdida de energía por paredes y techos incorrectamente aislados es muy importante. Las aberturas cumplen un papel importante en este sentido también. Esto requiere de una inversión, pero el retorno se notará con el paso del tiempo, por lo que vale mucho la pena. Realizar simples medidas y colocar burletes en orillas de puertas y ventanas es una tarea sencilla que puedes hacer por ti mismo.

La temperatura ideal en el interior de la vivienda es de 20 grados. Algunas personas se sienten confortables con 18 grados, ya que es una temperatura adecuada. Pero por encima de los 20 grados tenemos que quitarnos mucho abrigo, y puede ser molesto. El gasto que implica mantener, por ejemplo 24 grados, es enorme.

Esta temperatura es también la que debemos mantener en verano. Los equipos de refrigeración comunes nos ofrecen temperaturas de 16 grados, cosa que puede ser muy agradable al entrar a la casa si venimos de una térmica de más de 30, pero no es una temperatura adecuada y requiere de abrigo.

El objetivo no debe ser pasar calor en invierno y frío en verano, sino mantener temperaturas agradables con costos razonables.