Herramientas y Materiales

Cómo serrar con herramientas de mano

Illustration of a Man Sawing Wood

Cuando no tenemos una sierra caladora, o simplemente nos queremos hacerlo con ella, hacer un corte con un serrucho es algo que tiene algunos secretos para que todo quede perfecto. No es complicado pero hay que respetar algunas reglas muy simples para asegurar un excelente resultado. Veamos como proceder.

Tener la herramienta en condiciones

El primer punto y fundamental es que el serrucho se encuentre en condiciones, lo que quiere decir limpio y con buen filo. Si no es así, pues a resolverlo porque quedará mal. Se puede untar la hoja con parafina de vela para aumentar la eficiencia del corte.

Seguridad en el manejo de la herramienta

El siguiente paso es fijar muy bien la madera que vamos a cortar, de modo que no se pueda mover e incluso siquiera vibrar un poco.

Hay que sujetar el serrucho con mucha firmeza. La mano que lo maneja debe tener el dedo índice alineado con la hoja del serrucho.

La superficie que queremos que tenga mejor terminación debe estar hacia arriba. Si se forman astillas lo harán en el sector inferior y no en el superior.

Se comienza el corte casi plano, con un ángulo que como mucho debe ser de 15 grados en relación a la superficie que se está cortando. El dedo pulgar de la mano que no está manejando el serrucho, debe dirigir la hoja, obviamente con todo el cuidado de no cortarse. A medida que avanzamos aumentamos el ángulo, gradualmente, de modo que lleguemos a cortar con la hoja del serrucho formando un ángulo recto (90 grados) con la madera.