Trucos

Usos especiales para el café molido

Instant coffee

Ya hemos visto usos muy poco conocidos de la mantequilla y de la arena para gatos. Ambos elementos siempre se encuentran en casa  y nos pueden sacar de más de un apuro. Con el café molido ocurre lo mismo, nos sirve para varias cosas que nunca antes hemos escuchado. Por esto es que de aquí en más, antes de tirar ese pequeño resto de café que te ha sobrado, lo pensaréis varias veces. Veamos algunos de esos usos.

Uno de los más conocidos es para desodorizar

Si hemos estado cocinando pescado, hemos cortado cebolla o peor aún, ajo, las manos quedan con un fuerte y desagradable olor. Pues solo hay que frotarse con café y asunto resuelto. Pero si el olor feo se encuentra en el refrigerador o nevera, especialmente en la zona de congelado, un vaso de café por un día entero y asunto terminado. Hay quienes le agregan unas gotas de esencia de vainilla. En lo personal me parece mucho, pero ya sabéis.

Para fertilizar plantas es ideal

Sobre todo algunas como las rosas y las camelias. Eso si, hay una variante mucho mejor. Si tenemos un gato que ha tomado nuestro jardín como su sanitario, lo vamos a desalentar al tiempo que fertilizamos. Lo que haremos será preparar una mezcla de café y piel de limón o naranja. Solo debemos regar la zona donde el gato nos invade  y ya cambia de idea a toda velocidad. Las plantas, felices.

El siguiente uso reconozco que me parece totalmente asqueroso. Se trata de mantener vivos los gusanos que se usan para ir a pescar al río. Si se colocan en un recipiente con café se conservan más tiempo con vida. La sola idea me da mucha impresión, pero es un consejo para los pescadores.

Así que ahora ya sabéis, antes de tomar un café hay que guardar un poco si necesitamos de alguno de todos estos usos.