Trucos

Usos impensados para corchos de botellas

Wine corks on wooden table. Macro

Reciclar sigue siendo la consigna. Eso si, cuando busco ideas, consultando a personas expertas (que las hay y muchas) siempre termino sorprendida. A veces para bien y otras no tan para bien. La mayoría de las veces se da el primer caso y descubro cosas increíbles que se pueden hacer y jamás hubiera pensado. Otras veces, honestamente, nos dan ideas que no son muy viables. Por ejemplo el caso de hoy. Investigando que hacer con corchos, me proponían una cortina de corchos. No se trata de si la idea es mala. El tema es que no es muy probable que tenga tantos corchos, ni en toda mi vida. Seamos prácticos y realistas.

No debemos tirar los corchos

Si perdemos la tapa de una botella, casi seguro que con un corcho se soluciona. ¿No tenemos alfiletero? Pues un corcho es ideal para esa función.

Tenemos un bonito adorno, pero que tiene el problema de que ha comenzado a marcar la madera de la mesita donde se encuentra. Con un cutter cortamos unas pocas láminas  muy delgadas y las usaremos de apoyo.

Una decoración cálida y confortable no admite sillas que hacen un feo sonido cuando las movemos. Solo debemos recortar láminas de corcho, con un cutter, teniendo el cuidado que sean de igual medida. Se pegan a la base de la silla con pegamento. No más ruidos feos.

Los peques están muy aburridos

Pues nosotros tallamos en un corcho una figura cualquiera  y los niños las usan como sellos, al mojarlas en pintura. Eso si, que lo usen en papel y no en toda la casa por favor.