Ideas

Vajilla personalizada en casa

Vajilla personalizada en casa

En estas semanas que faltan para la Navidad el tema va a ocuparnos claramente. Hay muchas cosas que podemos hacer con una inversión muy pequeña, de modo de sorprender a familiares y amigos. Como siempre en estos casos os cuento la técnica pero no os voy a sugerir ningún diseño, de modo de no influir para nada, así la creatividad es máxima. Igualmente es solo cuestión de pensar un poco y dejarse llevar por las ideas.

Usar el material adecuado

En primer lugar vamos a necesitar una vajilla de loza o cerámica de color blanco. Por supuesto que no lo podemos hacer sobre plástico. Necesitaremos además: barniz vitrificable, pinceles pequeños y adecuados (uno redondo fino y uno plano seguro serán suficientes) y pinturas acrílicas de los colores elegidos para la Navidad.

Un diseño sencillo

Os sugiero ser simples en el diseño, limitarlo a los bordes y trabajar a mano alzada. Es lindo que queden con cierta diferencia en entre uno y otro, por lo que no hay que obsesionarse con repetir demasiado exactamente el diseño. Por supuesto que no tiene que ser un dibujo tan alusivo a la Navidad si no es lo que queremos

Preparamos la pintura mezclando partes iguales de pintura y barniz vitrificable, repitiendo el procedimiento con cada color.

Una vez que hemos terminado dejamos secar la vajilla al menos 5 horas. Luego de ese tiempo lo llevamos al horno de casa, a una temperatura de 130 grados por media hora. Transcurrido ese tiempo abrimos el horno y dejamos enfriar. Cuando llega a temperatura ambiente ya ha quedado pronto.

Cuidado leer muy bien las instrucciones del barniz porque no siempre son estos tiempos.