Herramientas y Materiales

Ventajas de las tarimas flotantes

Los suelos de madera son muy populares, seguramente son muy pocos los que dicen que no les gusta. Mi experiencia me indica que cuando le pedimos a alguien que tipo de terminaciones quiere en un piso, la enorme mayoría dice que quiere pisos de madera. El aislamiento y la calidez de la madera son inigualables, sin duda alguna. Por supuesto que no son los pisos más prácticos del mundo  y frente a otras opciones tal vez tengan ciertas desventajas, pero los puntos a favor son mayores para casi todo el mundo.

Claro que podemos tener un piso de parquet tradicional, pegado, o una tarima flotante. El parquet es claramente más caro, pero dura mucho más. En cambio, las tarimas tienen muchas ventajas de todos modos.

Son de muy simple y rápida instalación, sin requerir de días interminables de trabajo y el empleo de químicos con fuertes aromas que originan ciertos problemas, aunque transitorios; lo que normalmente ocurre con la instalación de un parquet.

En caso de tener un problema, se ha roto un caño, se ha derramado un líquido corrosivo, lo que sea; sustituir parte de la tarima flotante es muy simple, muy barato y muy rápido. No es el caso del parquet de ninguna manera.

La sensación al caminar por una tarima flotante es muy diferente. Esto en realidad no es ni una ventaja ni una desventaja ya que depende del gusto personal. Caminar sobre una tarima es caminar sobre algo mullido y no firme como el parquet. Cuestión de gustos.

El mantenimiento, como ya hemos visto, es muy simple.